sábado , 1 octubre 2022
Inicio | Héctor M. Rea Huicab | Opinión, Héctor Manuel Rea Huicab

Opinión, Héctor Manuel Rea Huicab

 

El reto

Con la presentación del gabinete que acompañará a Alejandro Moreno Cárdenas durante su administración, ya conocemos a los actores, cuando menos a los principales que tendrán la responsabilidad de las decisiones, a quienes deberán rendir cuentas y gozar de los logros o pagar las consecuencias en caso contrario. Ahora son estos actores quienes deberán informar de las acciones que emprenderán, el dónde y el cómo, y cuáles serán los escenarios para aplicarlas.

El equipo está integrado y es este equipo el que tendrá que acorazar al gobernador para avanzar con el menor riesgo posible dentro de un contexto en el que la ejecución de obras será lo de menos porque eso se hace con dinero y dice un refrán popular que lo que se logra con dinero sale barato.

En este sentido Alejandro Moreno Cárdenas tiene enfrente un gran reto que irá más allá de las obras y de gestionar recursos para ejecutarlas, su gran tarea será conquistar lo intangible lo que no se vende lo que se trata de valores y eso es la credibilidad y confianza de quienes votaron por él y más aún por los que no lo hicieron, tarea en la que su gabinete será pieza fundamental para llegar con buen tiempo a la meta y responder con honestidad y sin traicionar la confianza que les fue depositada.

Sin duda que los perfiles fueron analizados, pero como el mismo Gobernador reconoció, se pudo haber equivocado al nombrarlos pero también advirtió que no se equivocará para quitarlos y es precisamente en este espacio en donde los nuevos funcionarios deberán analizar en donde están parados, el contexto y el entorno, la cultura, el tiempo y el espacio para dar sentido a sus acciones con la firme intención de llegar al final del camino.

La juventud y experiencia conjugada tendrá que responder la pregunta general que está dirigida a conocer cuáles son los principales problemas y cuáles son las posibles soluciones para evitar a toda costa trabajar con base en evidencias falsas o distorsionadas para que sus decisiones no se impongan a la razón, porque entonces estarían agrediendo a una sociedad de por sí ya lastimada y las consecuencias podrían ser poco alentadoras.

El discurso publicitario no tiene cabida y los secretarios tendrán que dar paso a lo bien hecho, a lo bien dicho, a lo retórico para dar dirección a la acción y esto dependerá si el mensaje que manden actúa en la identidad de los individuos, es decir si los significados son los correctos para dar sentido a las cosas porque de lo contrario no convencen y estarían entorpeciendo las directrices que les fueron marcadas.

Después de años de trabajo político que coronó con la campaña en busca de la Gubernatura,  Alejandro Moreno Cárdenas conoce y comprende la tesis, el problema de Campeche y de los campechanos, que será la base para construir una nueva realidad que responda a las antítesis de lo que los otros dicen y de esto  la sociedad hará su propia conclusión.

El inicio es alentador pero a cada instante la maquinaria tiene que ser revisada, que el aceite esté en sus niveles y que la presión no rebase los límites permitidos para evitar que esta se desvíele y el final no sea el deseado.

El gabinete está  listo y Alejandro Moreno Cárdenas también, los días transcurrirán para ver de qué nos habló el hoy Gobernador.

A %d blogueros les gusta esto: