viernes , 30 octubre 2020
Inicio | Noticias | La otra opinión, Francisco Javier Vázquez Burgos

La otra opinión, Francisco Javier Vázquez Burgos


Corrupción, fideicomisos, PAN y PRI

Resulta increíble que en el manejo de las pasadas administraciones priístas y panistas existiera tanto robo y tanto desvío de los recursos públicos, cada día de la presente administración se descubren nuevos malos manejos del dinero público; el ingenio de estos perversos personajes del pasado para la pillería no tiene límite, ni escrúpulo, y no nos referimos a las compras, contrataciones de servicios y realización de obras, donde ya sabemos que se quedaban con parte del recurso, que pedían diezmos, y en muchas ocasiones ellos mismos realizaban las obras, ni siquiera nos referimos a la conversión de deuda privada en pública o los favores a la banca y a grandes empresarios, donde todos se beneficiaban y volvían la deuda pública como el Fobaproa, hoy hablaremos de robos de montos menores pero sofisticados, los fideicomisos.

Es ridícula la postura de los que defienden la existencia de los fideicomisos, y es que a simple vista pareciera que se comete una injusticia, que se toma una desatinada decisión, que se deja sin apoyo a deportistas, productores de cine, investigadores, defensores de derechos humanos, a periodistas, a todos los que beneficiaban los fideicomisos, pero la realidad es que las protestas de estos grupos políticos y económicos no es por defender a los beneficiarios reales, es por defender a los amigos que se beneficiaban con apoyos y salarios elevados dentro de esas figuras jurídicas ya que manejaban mucho dinero de manera secreta.

Hay que puntualizar que se va a realizar una investigación de los beneficiarios, esto llevará dicen alrededor de un par de meses, luego de determinar quiénes son merecedores y quienes son pillos del sistema, se hará una limpia y se reinstaurarán los apoyos a los que en verdad deben ser apoyados, pero con otros esquemas, y por supuesto que, a todos los recomendados, los que cobraban indebidamente, les serán suspendidos sus pagos.

Debe quedar claro, no hay un corte a los apoyos, simplemente se otorgarán los apoyos bajo otros esquemas. Usted ve bien, por ejemplo, que se les otorguen becas en el Conacyt a diputados federales, que ganan miles y miles de pesos, o lo que ha trascendido de salsas de pizza, con apoyos en investigación por millones de pesos, o al ex chef del expresidente peña que también recibió todo tipo de apoyos. Los que defienden, los que gritan porque no desaparezcan los fideicomisos, lo hacen unos por ignorantes y otros por pillos, por beneficiarios, por cómplices y otros sujetos de partiditos ya inexistentes se oponen por ser oposición sistemática y carecer de consciencia.

Los mexicanos tenemos que entender que el país vivía bajo la estafa permanente, bajo el mal manejo, la pillería; de todas las compras, contrataciones y realización de obras, implementación de fideicomisos, otorgamiento de becas, de todo, se beneficiaban los políticos en el poder, sus familias y sus amigos, al pueblo no le dejaban nada. Antes los pillos gobernantes se conformaban con los diezmos y con acaparar los cargos políticos y administrativos más elevados, luego se volvieron proveedores y constructores, y finalmente hasta beneficiarios de becas de fideicomisos. No tienen llenadera y no les importa que más del 50 por ciento de los mexicanos apenas y sobreviva.

Falta muchísimo por limpiar, y no será fácil, los pillos del pasado cada que se descubre y extingue una de sus fuentes de dinero patalean, no quieren soltar el poder ni el dinero, por eso se oponen, por eso lanzan mensajes confundiendo a la sociedad, mezclan verdades con mentiras para crear realidades inexistentes que sólo los benefician a ellos al perpetuarlos en sus cargos.

Por fin, se atiende al sector privado

Es cierto, el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha tardado en atender la parte de la política económica del país, pero creo que no podía hacerlo antes de tratar de limpiar la casa, porque significaba seguir sosteniendo a una bola de holgazanes, de corruptos, pero ahora, a la par de que sigue la limpieza de la casa, ya se anunció un programa de obras por 300 mil millones de pesos, que sin duda marca el inicio del cambio de rumbo, esperamos que ahí no haya pillería, que se concursen las obras, que ganen las mejores propuestas y las empresas con mayores capacidades técnicas, no como en Campeche que las obras licitadas por la SCT dejan mucho que desear, revisemos quiénes las han ganado, es una mafia, literalmente, a lo que un alto funcionario de la SCT, del área de infraestructura carretera, Cedric Escalante, no es ajeno.

Señor presidente, investigue el tejemaneje de las obras de Tabasco, Yucatán y Campeche, es una componenda de los directores y Cedric, lo dicen los constructores campechanos, no los ignore, ese fue el error del PRI, ignorar las denuncias.

A %d blogueros les gusta esto: