miércoles , 21 octubre 2020
Inicio | Noticias | La otra opinión, Francisco Javier Vázquez Burgos

La otra opinión, Francisco Javier Vázquez Burgos

Opiniones divididas

El trabajo del presidente no es calificado con objetividad por la oposición, por su misma naturaleza partidista sus juicios son tendenciosos, todos van a descalificar, igual que en su momento hacia el actual presidente con las administraciones pasadas, por lo que para tener una opinión más objetiva del quehacer de gobierno no hay nada como recoger el sentir de la sociedad, y hay que decir que el resultado de ese ejercicio fue asombroso, no se contraponen, se complementan, lo único que queda claro es que las opiniones están divididas, que todos tienen sus razones para apoyar y para criticar, los criterios para fijar postura tienen que ver, como dice la máxima, con el color del cristal con que se mire.

Nadie puede ignorar las décadas de atraso, abuso, robo, saqueo y corrupción de los gobiernos que antecedieron al presente, parece que forma parte de la estructura social esa forma de conducirse en la cual unos pocos son los que ostentan el poder y ellos mismos hacen todo tipo de negocios, pero esos errores del pasado no justifican los desaciertos del régimen actual. Los que apoyan al presidente no le ven errores, los niegan, los minimizan o los justifican, esa sería la carencia de la opinión de los que apoyan al régimen actual, para ellos se toleran los errores y carencias porque los que estuvieron antes también se equivocaron. Simplista argumento.

La contraparte ocupa el otro extremo, no reconoce virtud ni oficio en el presidente, descalifican todo, pero la verdad es que, aunque de manera selectiva, hoy existe un combate a la corrupción y una atención a los grupos sociales como nunca antes en la historia del país, pero si hacemos un análisis en materia económica, siendo el tema que más le interesa a la sociedad, los indicadores muestran que no hay resultados, se atiende la parte social, pero se ignora la generación de la riqueza. Ninguna nación progresa sino se incluyen a todos los sectores en un plan nacional de gobierno.

Las opiniones de los políticos las excluiremos, ya sabemos que dirían panistas, priístas y perredistas, todo está mal en Morena y en el presidente; también sabemos que dirían los morenistas, verdes y petistas, todo es maravilloso en esta administración,

Para José Guadalupe Celis, un doctor en derecho, especializado en temas fiscales, el asunto anda mal, tomando como base lo que dijo Gatell en el sentido de que si llegamos a 60 mil muertes estábamos en un escenario catastrófico, y eso ya se ha rebasado, es obvio que en salud hay una deficiencia del gobierno y en ese escenario se rinde el segundo informe de gobierno.

Sin embargo, como dijeran los contadores públicos, los números también hablan, y en esta caso, lo único que dijeron de positivo los números es que la aceptación del presidente de la República es de 57%, muy buena aceptación, aunque bajó 15% respecto a su primer informe; ese fue el único punto positivo porque en materia económica se sufrió un descenso en economía de un 18.7% respecto al Producto Interno Bruto, al grado que se está ante una crisis económica que no se recuerda desde 1932, según palabras de Arturo Herrera; y en materia de seguridad nacional la criminalidad a la alza. Y la verdad, ningún dato positivo.

Para Librado Tarango, un líder de la izquierda de Chihuahua, de la vieja guardia, el informe del presidente refleja la complicada situación que se atraviesa, grupos muy poderosos –políticos y económicos- se oponen al cambio de régimen, obstaculizan todo el esfuerzo del presidente, aunado a ello se presenta una pandemia que hunde la economía de todos los países del mundo, hasta de los más desarrollados. En defensa del pobre trabajo en materia económica acusa que antes era peor, por eso el Fobaproa, por eso la gran deuda que dejaron los gobiernos anteriores, y menciona el robo y el saqueo que ahora se evidencia, el negocio que hacían los gobiernos. Nada que debatir, todo es cierto.

Ninguno dice mentiras, ambas visiones son realidades, pero lamentablemente esas realidades no ayudan a mejorar la situación de la nación, AMLO es de claroscuros, hay logros, hay aciertos, sin duda; hay carencias, visiones cortas, por supuesto, lo que no hay es cordura, ni dialogo, ni generosidad, todos velan por los intereses de partido y no por el bienestar de la sociedad.

A %d blogueros les gusta esto: