viernes , 30 octubre 2020
Inicio | Noticias | La otra opinión, Francisco Javier Vázquez Burgos

La otra opinión, Francisco Javier Vázquez Burgos

La alternancia en Campeche, una posibilidad

Para los priístas Campeche está considerado un bastión tricolor; han gobernado la entidad por 92 años, lo harán un año más, ganaron 17 procesos, colocaron 23 gobernadores, incluyendo seis interinos, pero las condiciones políticas hoy son diferentes y por primera vez corren el riesgo de perder la gubernatura que ocuparon en 1928 con Pedro Tello Andueza, cuando el PNR era una propuesta de Plutarco Elías Calles, en lo que sería el inicio de la era de los partidos políticos.

Lo paradójico es, que hoy, que un campechano dirige al priísmo nacional, es cuando corren el riesgo de perder la gubernatura de Campeche, y anímicamente, el hecho de que las encuestas no los favorezcan causa desánimo en su base, y genera reflexiones sobre el hecho de que, si el presidente nacional del PRI no puede retener la gubernatura en su estado, poco podrá hacer por las otras 14 entidades donde también se compite por la gubernatura.

Todo se encuadra en contra del PRI, mal momento para dirigir le tocó a Alejandro, el caso Odebrecht y la detención de Emilio Lozoya, sus declaraciones y videos, refuerzan en la opinión pública la imagen de partido corrupto que tienen y que desde la presidencia se encargan de recordarles a los mexicanos para que en el proceso del 21 el electorado se aleje del tricolor y apoye a “Morena”.

Morena tuvo que jugar rudo ante la falta de resultados de su gobierno en economía, salud, seguridad, por eso recurre a la estrategia del escándalo, y le sale muy bien, nadie piensa en la crisis que vivimos, todos se distraen con la telenovela de corrupción que han hecho con priístas y panistas ligados al caso Odebrecht. Más con panistas, porque los priístas se muestran dóciles.

La pérdida de control del PRI del órgano electoral que simulaba imparcialidad, pero favorecía al tricolor es otro factor que influye en la posibilidad de la alternancia, ya no recibirán favores, y no veo cómo ni por dónde pueden ganar jugando limpio, no tienen que ofrecer al electorado para reconquistarlo. La batalla en los medios la llevan pérdida, la opinión pública da por hecho que el IFE, ahora INE, jugaba a favor de ellos y que ellos son corruptos. Lozoya les colocó los clavos del ataúd.

El desprestigio de los dinosaurios, hoy alejados de Alejandro Moreno, también afecta al tricolor. El aparato ideológico de AMLO se encarga de hacer notar que esa cofradía eran proveedores de medicinas y de Pemex, que son directivos de empresas que se aprovecharon de las reformas que permitieron que la iniciativa privada participara en la actividad petrolera.

También afecta las reformas a las reglas que le permiten al dirigente nacional nombrar las candidaturas, eso ha generado discordias, pero queremos creer que la dirigencia lo hizo para evitar que lleguen al cargo personas de la nomenklatura que luego renuncian al partido, pero la decisión no deja de verse autoritaria, antidemocrática y anacrónica. Lo que podría ayudar al PRI es que en Campeche no haya imposiciones en las candidaturas.

De igual manera afecta al tricolor la renuncia de prominentes priístas, como la del ex senador Raúl Pozos, quien se dice podría ser el abanderado a la gubernatura por Morena. Será interesante ver que camino toma el ex gobernador Fernando Ortega, a quien tratan de retener en el PRI, dando empleo a su hija, pero todo apunta que se van con Layda, inclusive gente de Ortega y de otros ex gobernadores ya se mueven en esos círculos y se esperan más renuncias en el PRI.

Campeche ha tenido en su vida 63 gobernadores, 62 hombres y una mujer, Claudia Pérez Dawn en 1877, y lo hizo por unos meses; es posible que Layda Sansores considere que es el momento oportuno para lograr la alternancia, y busque ser la segunda mujer que gobierna la entidad.

Layda no la tiene fácil ni con la inclusión de Pozos, porque la suma del ex priísta a Morena tendrá sus beneficios, pero también sus inconveniencias. El pasado legislativo, el apoyo a las propuestas de Peña, le pesarán a Pozos, a Morena y a Layda, pero sin duda su salida del tricolor aumenta la posibilidad de la alternancia, al debilitarse el PRI.

El menos dañado con el nuevo escenario político es el panismo de Campeche, aunque le pega de manera general el caso Odebrecht, pero el daño es menor porque el posible candidato de los azules, Eliseo Fernández , alcalde de Campeche, no hay nada que lo ligue con los panistas señalados de corruptos, inclusive quien aparece recibiendo dinero en un video, el campechano de apellido Caraveo, se le vincula más con Morena en la actualidad, ya que su jefe político, Jorge Luis Lavalle Maury, se distanció del PAN y se pegó a Morena. Del PRI se van muchos con Pozos, de Morena se irán muchos por Pozos.

En política todo es incierto, puede ocurrir lo que sea, inclusive el PRI pudiera retener la gubernatura, pero lo que es indudable es que hoy, como nunca, la posibilidad de la alternancia en la gubernatura ronda en Campeche.

A %d blogueros les gusta esto: