jueves , 22 octubre 2020
Inicio | Noticias | La otra opinión, Francisco Javier Vázquez Burgos

La otra opinión, Francisco Javier Vázquez Burgos

Economía. sin propuesta de solución

Empresarios y gobierno dicen estar preocupados por el tema de la recuperación económica, pero en realidad todo es dientes para afuera, ninguna de las partes emite propuestas viables que tengan el espíritu de mover la economía y de salvar al país.

Los empresarios siempre queriendo sacar beneficios sin importarles la suerte de la sociedad, sólo se les ocurrió plantear que deben de autorizarles miles de millones de pesos para edificar una serie de obras que van a someter a consideración del ejecutivo, en momentos de pandemia.

Por parte del Gobierno el asunto es peor, se limita a observar pasivamente estadísticas económicas y deja que la economía encuentre su camino, mientras 50 mil hogares lloran a sus muertos.

El presidente celebra el registro de 15 mil empleos en el IMSS que no compensan los miles que se han perdido y los anuncia como el inicio de la recuperación, y nada más irreal que eso. Los mexicanos estamos solos.

Entendemos que no es fácil realizar una propuesta que mueva la economía de los grandes sectores vinculados a la exportación, dependemos de factores externos que no controlamos, pero sí podrían plantearse propuestas para las microempresas, que si bien no generan impuestos comparables a los que genera la industria de exportación, sí crean empleos, sí generan seguridad social, -aportaciones patronales al IMSS, al Infonavit, pagos municipales y sí dinamizan el comercio interno y eso, en estos tiempos, ya es ganancia.

Parece que la autoridad federal no tiene la más remota idea de lo que habría que hacer para salvar la economía y a los empresarios únicamente les importa lo que les beneficia.

Miles de empresas han cerrado, miles de personas han perdido sus empleos, el gobierno no tiene dinero para salvarlas, y en consecuencia se están disparando las actividades informales; la gente que perdió su empleo no iba a dejarse morir, así que muchos de ellos instalaron pequeñas empresas informales. Lo que falta hacer es ayudarlos y darles facilidades para que migren a la formalidad, no perseguirlos como si fueran delincuentes.

A muchos les interesaría mudarse a un régimen legal y gozar del IMSS, Infonavit, tener créditos y programas de gobierno, pero en estos momentos no podrían cumplir con las exigencias de las autoridades, por eso deberían reducirse, abaratarse y facilitarse los trámites.

¿Saben cuánto cuesta tramitar los permisos municipales para montar una empresa? ¿Saben cuántos meses tardan en dar respuesta las autoridades a un trámite para instalar una pequeña empresa? Es verdaderamente tardado y oneroso realizar un trámite municipal.

Por citar algo, se tiene que tener el contrato de arrendamiento de un local, registrarlo ante el Ayuntamiento, tramitar el uso de suelo, pagar la verificación de protección civil, contratar servicio de agua y basura, pagar un contrato de energía eléctrica, para luego ver si las autoridades de salud van a autorizarte instalar el negocio que solicitan, y los cinco, seis meses o el año que tarden en darte respuesta se tiene que pagar renta. Cuando llega la respuesta no hay capital para trabajar.

Para mover la economía las autoridades deben dejar la retórica y su show de precampaña disfrazada de combate a la corrupción, y los empresarios tienen que hacer a un lado la ambición; y ambos deben pasar a la acción generosa que beneficia a la colectividad o todos nos hundiremos.

El tiempo corre, y mientras más tiempo se deje pasar más se hundirá la economía y más difícil será salir del bache para alcanzar la recuperación.

A %d blogueros les gusta esto: