viernes , 18 septiembre 2020
Inicio | Noticias | La otra opinión, Francisco Javier Vázquez Burgos

La otra opinión, Francisco Javier Vázquez Burgos


Se caliente el tema electoral

A principios de año todas las encuestas señalaban que morena tenía muchas probabilidades de ganar en los 15 estados donde se disputarán gubernaturas, solamente en dos estados-Nuevo León y Querétaro- la oposición era competente; seis meses después las encuestas muestran que las distancias se han acortado. En algunos estados las preferencias por el partido guinda se redujeron hasta en un 15 por ciento, como en Campeche, y en otros se han puesto en riesgo los triunfos de morena por divisiones internas, como en Zacatecas.

Así que hoy morena lidera las encuestas en ocho entidades, y en siete estados tendría más dificultades para ganar, según encuestas de Massive Caller, aunque falta casi un año para el proceso electoral y la situación puede variar tanto para morena como para los partidos de oposición, pero es evidente que el partido en el poder está haciendo todo lo que esté a su alcance para asegurarse esa ventaja y lo hace no difundiendo sus aciertos, sino maximizando las corruptelas de ex funcionarios que hoy están en prisión, con lo que pretende reforzar el odio hacia el PRI y el PAN para hacerse de más votos.

Los resultados de los procesos electorales es una batalla que está por librarse, lo que ya está presente es la batalla mediática, la guerra por ganarse a la opinión pública, y nos parece que esa disputa la va ganando el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Es dueño de la prensa y de las redes, salvo excepciones.

Utiliza la mañaneras para descalificar a quienes tienen otro punto de vista, para meter el dedo en la llaga a sus adversarios, para lanzar veladas amenazas con lo que pueden decir los detenidos priístas y panistas, y juega con los tiempos, la información la dosifica, gana tiempo, deja que se acerquen las campañas electorales para soltar historias y causar más daño.

Sus menguados competidores apenas pueden hablar, están desconcertados y algunos hasta asustados, temen a la poderosa Unidad de Inteligencia Financiera, y es que saben que sus cuentas en el ejercicio del poder y personales no soportarían la mínima revisión y que podrían enfrentar a la ley junto con algunos de sus colaboradores. No les gustaría acabar en prisión.

La oposición hace como que se defiende con declaraciones que no generan ni un impacto en la opinión pública, es evidente que no tiene un plan estructurado de comunicación para tratar de que sus opiniones permeen en la opinión pública, aprovechando los pobres resultados de la administración, y tratar con ello de revertir la tendencia del voto, pero saben que le han fallado al pueblo y es difícil que alguien vuelva a creerles.

Lo único que podría ayudar a la oposición son las rupturas internas en morena que podrían darse, pero inclusive los que están inconformes con AMLO, al ver el control que tiene van a masticar callados sus corajes y seguirán apoyándolo. Un ejemplo es Zacatecas, ahí morena puede ganar, Monreal quiere poner candidato, pero ha estado chocando con algunos amigos de AMLO y podrían dejarlo fuera, lo han estado torpedeando en la prensa y eso no sucede sin el aval de AMLO, y de darse una ruptura el escenario electoral para morena se complicaría en ese estado. Recordemos que no se trata sólo de la gubernatura, también están en juego las diputaciones federales.

En Chihuahua también hay sus problemas, al súperdelegado federal le han orquestado una campaña de desprestigio que no le van a quedar ganas de entrar a la disputa por la candidatura, pero eso también pudiera significar una ruptura en morena que podría aprovechar el PAN, aunque ahí igual están divididos. La dirigencia quiere a Madero y la base a la alcaldesa de Chihuahua.

Y está el tema de Yeidckol, acusada de todo, y defenestrada de la dirigencia, seguro que, si no llegan a un acuerdo con ella, se les va a convertir en una piedra en el zapato a los morenistas. En Nuevo León se habla de que han dejado a un lado a Tatiana Clouthier. Tantas rupturas internas pudieran rebajar el número de escaños en San Lázaro.

Hoy por hoy, pese a que en las encuetas los morenistas han ido a la baja, no tienen rival enfrente, el espacio para la oposición que dejó AMLO está vacío, parece mentira pero lo que más daño electoral le puede causar a morena es el voto de la clase media, de los sin partido, que si bien apoyaron a AMLO, hoy están contrariados y no ven con buenos ojos muchas de las políticas públicas ni de las acciones que se tomaron en el gobierno federal, como el despido de miles de burócratas, la desaparición de programas de salud, la escasez de medicina, la asignación directa de la mayor parte de las obras y la postura ofensiva del presidente contra los que no comparten su visión, sin embargo, no basta esa fuerza para equilibrar el Congreso y lograr un contrapeso que debe acompañar a toda democracia, que es muy urgente en México, porque está visto que ninguna persona es capaz de manejar con responsabilidad tanto poder y terminan sucumbiendo a sus propios caprichos y debilidades, AMLO es ejemplo de ello.

A %d blogueros les gusta esto: