sábado , 1 octubre 2022
Inicio | Francisco Javier Vázquez Burgos | La otra opinión, Francisco Javier Vázquez Burgos

La otra opinión, Francisco Javier Vázquez Burgos

image

Sobrevivirá el Centro Oncológico de Campeche

Dado el desprecio y el pésimo manejo financiero que mostró la administración estatal anterior con respecto al Centro Oncológico de Campeche, -lo que ocasionó que en un par de veces se suspendieran los servicios de tratamiento de cáncer, al no poderse utilizar el equipo principal, el acelerador lineal, en virtud de que no recibía los servicios de mantenimiento en tiempo y forma, por la falta del pago oportuno a la empresa que se encargaba de estas tareas- se pensó que, este importante e indispensable hospital para la vida de los campechanos, tendría que cerrar, pero todo parece indicar que la visita de la primera dama a dicho nosocomio significa que la Federación vendrá al rescate.

Cuando se creó este hospital para atención del cáncer, el gobernador de aquel entonces, Jorge Hurtado Valdez, un hombre sencillo y sensible, dijo que esta enfermedad acababa con la tranquilidad de las familias, con sus bienes, con la salud y finalmente con la vida de los enfermos, eso en referencia al alto costo que implicaba tener atención médica para atenderse de esta enfermedad, y en Campeche era peor, ni siquiera existía donde atenderse.

Con la creación de este hospital oncológico, los campechanos dejaron de viajar fuera para curarse, con todos los gastos inconvenientes que ello representa, y empezaron a atenderse en su tierra, con equipos modernos, con médicos de primer nivel y a unos precios simbólicos, al grado que hoy en día vienen a este hospital gente de varios estados vecinos a atenderse; con este hospital en Campeche, muchos lugareños dejaron de ser víctimas de algunos de esos médicos mercenarios y faltos de ética de Yucatán, que inclusive no sólo cobraban elevados precios por sus servicios sino que brindaban tratamientos de cáncer que no correspondían al tipo de enfermedad con tal de cobrar. Así despojaban a la gente de su dinero y luego de la vida. Oncología radiante tendría mucho que explicar.

Hoy la paz volvió al corazón de los campechanos, para los apacibles lugareños, la visita de la primera dama, Angélica Rivera, significa que este hospital va a seguir funcionando y que va a tener todo el apoyo de la Federación, que a decir verdad siempre lo ha tenido, pero los recursos que enviaba al hospital eran jineteado o distraídos a otras áreas, y no se aplicaban en el mantenimiento y gastos propios del oncológico, sino que servían para cubrir otras necesidades.

El asunto parece intrascendente, peor no lo es; la gente que no tiene dinero para acudir a la medicina privada y que ha tenido enfermos de cáncer en sus familias, entienden perfectamente la importancia de que este hospital siga funcionando, por eso es importante que haya orden en el manejo financiero y eficiencia.

El nuevo mandatario, Alejandro Moreno, ya advirtió que no se tolerarán actos de corrupción y que la salud será una prioridad en su administración, en virtud de ello esperamos ver los cambios en el área administrativa que nos garantice que quienes estuvieron involucrados en esos extraños manejos del hospital, sean por lo menos despedidos, si no pueden ser sancionados.

A %d blogueros les gusta esto: