sábado , 1 octubre 2022
Inicio | Noticias | Homilía, domingo 20 de septiembre

Homilía, domingo 20 de septiembre

Obispo_NG Foto de Archivo

Parte III (última):  La Vocación del Matrimonio

“Y es sabiduría suya no atrofiar los dones, sino dejarlos desarrollar para la salvación del todo. Y puesto que el hombre no es perfecto como Cristo, sino una criatura con ciertos dones y muchas carencias, su sabiduría máxima será dejar remediar sus defectos con lo dones del miembro complementario.

“Es en todo caso esencial para la salud del organismo que esto acaezca bajo la dirección de la cabeza. Cuando el cuerpo se rebela contra la cabeza podrá el organismo prosperar tan poco como cuando la cabeza deja arruinarse el cuerpo.

“Si en Efesios trata san Pablo la comunidad matrimonial en la 1Tim habla todavía con más fuerza sobre la posición de la mujer en la comunidad. Ella debe ir modesta y decorosamente vestida y manifestar su piedad con buenas obras…

“Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión. Pero se salvará engendrando hijos, si permanecen en fe, amor y santificación con modestia.

“Da la impresión de que el orden original y el orden de la redención están velados por el orden de la naturaleza caída… La vocación del hombre y mujer no es completamente la misma según el orden originario, el orden de la naturaleza caída y el orden de la redención.

“A ambos les fue encomendada: la tarea de conservar la propia semejanza con Dios, el dominio sobre la tierra y la propagación del género humano. No hay una jerarquía de rango por parte del hombre… después del pecado, la relación recíproca se ha cambiado de una pura comunidad de amor a una relación de dominio y de subordinación y se ha tornado pro la concupiscencia.

“Al hombre le corresponde en primera línea la dura lucha por la existencia; a la mujer, la penosidad del parto. Pero una promesa de salvación radica en el hecho de que a la mujer se le encarga la lucha contra el mal y al sexo masculino le aparece en perspectiva una coronación en el futuro Hijo del Hombre.

MATRIMONIO: IMAGEN DE CRISTO Y DE LA IGLESIA

“La redención quiere restaurar el orden originario. El rango prioritario del hombre se manifiesta en que el redentor viene a la tierra bajo la figura de hombre. El sexo femenino es ennoblecido pro cuanto que el Salvador ha nacido de una mujer, de modo que una mujer fue la puerta por la que Dios hizo entrada en el género humano.

“Así como Adán anunciaba al futuro rey divino-humano de la creación, así también cada hombre debe  modelarse conforme a Cristo en el reino de Dios, y en la comunidad matrimonial debe imitar la preocupación amorosa de Cristo, con la Iglesia.

“La mujer debe honrar con libre y amorosa sujeción al hombre, imagen de Cristo, y ser ella misma imagen de la Madre de Dios. Pero esto significa también ser ella misma imagen de Cristo”.

 ¡El matrimonio, base de la familia!

A %d blogueros les gusta esto: