lunes , 23 octubre 2017
Inicio | Podcast | México llora a sus hijos, a los de Ayotzinapa
México llora a sus hijos, a los de Ayotzinapa

México llora a sus hijos, a los de Ayotzinapa

México llora a sus hijos, los lloró en el 68, en la masacre de Corpus Christi con el halconazo, los ha llorado siempre y en distintas partes de nuestra historia, hoy llora a los desparecidos, a los normalistas, a los 43, a los de Ayotzinapa, México llora a su hijos y su llanto retumba en la mente y en los corazones de los mexicanos que han tomado las calles para exigir al Gobierno que aparezcan vivos, porque como dicen, “vivos se los llevaron y vivos los queremos”.   Hoy el llanto de ese México que ha permitido todo o casi…

Review Overview

User Rating: Be the first one !
0

México llora a sus hijos, los lloró en el 68, en la masacre de Corpus Christi con el halconazo, los ha llorado siempre y en distintas partes de nuestra historia, hoy llora a los desparecidos, a los normalistas, a los 43, a los de Ayotzinapa, México llora a su hijos y su llanto retumba en la mente y en los corazones de los mexicanos que han tomado las calles para exigir al Gobierno que aparezcan vivos, porque como dicen, “vivos se los llevaron y vivos los queremos”.

 

Hoy el llanto de ese México que ha permitido todo o casi todo a quienes administran el poder, obligó a tomar las calles para hacer sentir la presencia de estos indignados, por la desaparición de los normalistas que ya ajusta poco más de un mes sin que nadie sepa algo.

Van más de 60 detenidos pero nada en concreto, va un Gobernador caído sin que esto signifique que sea por los normalistas o una factura por haber incumplido un acuerdo durante la campaña interna del PRI, su ex partido por el que buscaba ser candidato al Gobierno de Guerrero.

 

México llora a sus hijos y al parecer su llanto continuará a lo largo de nuestras vidas por esta incapacidad social que hemos mostrado y que ha sido bien administrada por los que saben, los que aprovechan y tienen los recursos públicos para hacerlo, para ocultar realidades o producir entornos ficticios.

 

Este llanto de México hizo temblar al Gobierno de Peña Nieto, este llanto de México obligó al Gobierno Federal a mirar de lleno este conflicto en el que se han sumado no sólo normalistas sino estudiantes de la UNAM, del Politécnico, la ENAH y otras instituciones de esta envergadura además de la sociedad civil.

 

El músculo social ha sido mostrado en diferentes partes del país, la indignación está a flor de piel por la desaparición de los estudiantes, pero a pesar de todo, no hay resultados al respecto, el Gobierno no tiene nada en concreto otra vez.

 

Y sí en cambio, le ha apostado al olvido, a la renuncia de un gobernador, a permitir el desfogue de algunos manifestantes irracionales, todo con tal de desvirtuar la indignación y el reclamo social y no dar su veredicto final sobre la desaparición de los normalistas porque parece que el harakiri se salió de control.

 

Porque sencillamente no es posible que a un mes, toda la fuerza del Estado no pueda aclarar el caso, porque sencillamente podrían ser corruptos pero no tontos, porque podrían ser cómplices pero no ciegos y porque el pez grande siempre se come al más pequeño, por eso y mucho más no es posible que el Gobierno no sepa qué pasó.

 

¿Cuándo sabremos ser diferentes?, ¿Cuándo entenderemos que la violencia no será el camino para encontrar soluciones sobre todo si se tiene la fuerza de la razón y la fuerza del pueblo que acude en auxilio del llanto de México?

 

¿Cuándo entenderemos que los saqueos en tiendas, transportes de cargas, destrozos de oficinas y comercios que parecen ser el motivo de algunos para abanderar esta causa, sólo abonan para quienes tienen el poder?

 

Hoy mientras que la comunidad internacional exige justicia y que se aclare este caso, los payasos disfrazados de senadores, periodistas, conductores de noticieros  o de lo que sea, pretenden hacer ver con argumentos bobos en sus cuentas de tuiter o programas, que lo importante y el verdadero responsable de los hechos es Andrés Manuel López Obrador, porque José Luis Abarca, ahora ex alcalde de Iguala, tenía antecedes con el narco y aun así lo apoyo, y muestran las “grandes evidencias”, una fotografía, para demostrar que el tabasqueño miente por asegurar que no conocía a Abarca, argumento que fue fácilmente desmentido con un video y por consecuencia los payasos fueron ridiculizados.

 

Entonces vino la nueva envestida para insistir en el tema y asegurar entonces, que Andrés Manuel tiene responsabilidad política, pero no cuestionan a quien tiene la responsabilidad política y constitucional de garantizar la seguridad de los campechanos.

 

Pero aún si Andrés Manuel tuvo esa información, pregunto, ¿no era responsabilidad del Gobierno Federal detener a Abarca?, ¿no para eso sirven los aparatos de inteligencia y otras lindezas con las que cuenta el Estado? ¿o era responsabilidad de Andrés Manuel de cumplir esta función?

 

Todo parece indicar que para los payasos lo importante es demostrar que López Obrador mintió en su relación con el guerrerense, y no que se encuentre a los normalistas y que se aclare este hecho, porque de eso, guardan silencio sepulcral o se inventan otra bobada.

 

Ese es el problema de nuestro México, que el Gobierno lo administra todo para su beneficio y ocultar su incapacidad de atender el reclamo popular porque simplemente no le interesa hacerlo, a pesar de que con esto permitan que su Patria, su madre, siga llorando.

 

Gracias sinceras por su tiempo y espacio…, Recuerde que la verdad no hace libres aun cuando la ignorancia nos haga felices

 

Los invito a que me siga en twitter y facebook