martes , 23 abril 2019
Inicio | Noticias | Un viaje a Calakmul: soñar el sur

Un viaje a Calakmul: soñar el sur

Foto: Internet

Por R.Abraham Castelán Salazar / @acastelans

“En la confusión de la vida se han perdido los hombres en una por decirlo así vasta y terrible selva, y su único anhelo es salir de ella y encontrar la positiva felicidad que es la genuina naturaleza de su verdadero y esencial ser.” Proverbio Vedantino

Mirar en el horizonte , las conexiones de los sac-bej emparentando las estructuras I y II es el esfuerzo supremo después de haber caminado la biosfera de Calakmul. Consciente e inconsciente se abrazan en perfecta sincronía, diseños del hombre adornando el diseño original y viceversa. Un viaje astral por nuestra memoria e imaginación que nos transporta desde el presente hacía los días en que ese espacio fue utilizado como templo de la humanidad.

El cansancio ha sido parte de la liturgia, para acceder a la contemplación de nuestra persona a través del reflejo de lo natural y de la obra humana. Un recorrido por Calakmul nos lleva por ese mundo de los arquetipos que enseñan humildad y grandeza. El conocimiento obtenido hasta el momento nos indica que toda obra humana es vanidad ante el poderío vivo de la naturaleza.

Los amos de la naturaleza

Agua, Viento , Tierra y Sol confluyen para recibirnos en su plenitud. Salir de nuestra cotidianidad es enfrentarnos a nuestra fragilidad y nos demuestra lo mucho que la cultura natural  se nos ha escapado de entre los sentidos. La realidad nos ha superado porque gran parte de nuestra vida yacemos engañados, pensando que habíamos resuelto los grandes problemas de la civilización.

Las diferencias se pueden sentir hasta en el clima; Aquel que nos brinda la naturaleza y el de los logros de nuestros artificios. El ambiente lo ha resentido es cierto pero es muy difícil restarle más positivos a la dinámica diseñada que se percibe en la naturaleza .Un paseo por la selva nos lo confirma. Al confiar en la comprensión de la existencia de un diseño superior podemos hacer frente a nuestros miedos y con el mismísimo método científico.

Cuando el Presidente Andrés Manuel López Obrador nos menciona que ” El campo es la fábrica más importante del país” acierta. Nosotros debemos darnos el lujo sustentable de apelar a nuestros más sentidos y verdaderos intereses para colaborar en construir el estado de la felicidad. La crisis que vivimos los pasados días durante el combate al robo de hidrocarburos ,cuando los cielos fueron despejados de contaminación e incrementó la calidad del aire en el valle de México, nos demuestra que nuestros esfuerzos civilizatorios aún conllevan infinitos retos.

El apego a nuestra tierra es la legítima aspiración,en la realización de la expectativa de una vida digna, orientandonos de manera definida para el logro y el acierto de que un mundo mejor es posible. Todos los afectos más esenciales requieren naturaleza y el disfrute feliz de su maravilloso diseño.

Por ello es necesario conseguir el escenario preciso para hacer posible la felicidad en la tierra. Campeche impone récord en la divulgación de su patrimonio tangible, ostentando el honorabilísimo cargo de fungir como pulmón del planeta con la biosfera de Calakmul por epicentro.