martes , 21 agosto 2018
Inicio | Noticias | Puente de la unidad se pagará con la mano en la cintura: SEPLAN

Puente de la unidad se pagará con la mano en la cintura: SEPLAN

El secretario de planeación, Ramón Arredondo Anguiano, aseguró que el crédito solicitado para la construcción del Puente de la Unidad no pondrá en riesgo las finanzas del estado y en cambio señaló que dejará grandes beneficios económicos para el estado.

En entrevista el titular de la SEPLAN explicó que de los principales motivos que orilló al Gobierno del Estado en tomar la decisión de pedir un préstamo de mil 200 mdp para la construcción del puente es para no perder la concesión del mismo.

“Si el puente lo construye Petróleos Mexicanos, la concesión es para él y por tanto se perdía ese activo del Estado, si lo construye la Federación, la concesión pasaba a caminos y puentes federales de ingreso. Ese puente por tradición, por lucha histórica de Campeche que inició el ex gobernador Eugenio Echeverríia Castellot, es un puente de los campechanos”.

De igual forma comentó que al ceder la construcción del puente los carmelitas volverían a pagar el uso del mismo además de perder el esfuerzo recaudatorio de Campeche y con ello afectar  las participaciones federales, “si no pagamos la construcción del Puente, no nos endeudamos, pagan los carmelitas y Campeche recibe menos participaciones”.

El valor del puente será de mil 800 millones de pesos de los cuales el estado pondrá mil 200 mdp y el resto la federación lo que le permitiría al estado quedarse con la concesión por treinta años, en este sentido Arredondo Anguiano detalló que el puente tiene una recaudación anual de 200 mdp por lo que en seis años se cubrirá el valor total del préstamo dejando veinticuatro años de recaudación para el estado, “se paga con las manos en la cintura y nos queda 24 años de explotación” enfatizó.

Finalmente Ramón Arredondo Anguiano ahora solo falta el proceso de licitación de la obra mismo que estará a cargo de la Secretaría de Obras Públicas, y paralelo la licitación del crédito para poder dar inicio a la construcción a finales de enero o principios de febrero esperando concluir en un plazo de diecisiete meses.