martes , 21 agosto 2018
Inicio | Francisco Javier Vázquez Burgos | La otra opinión, Francisco Javier Vázquez Burgos

La otra opinión, Francisco Javier Vázquez Burgos

image22

 La palma africana, cultivo sano: Perdomo…

Es triste observar como los grupos políticos  que  eran integrantes del PRI en años pasados, donde construyeron enormes fortunas,   aún fuera de ese partido siguen oponiéndose y frenando el crecimiento y desarrollo de la sociedad, sobre todo de las comunidades rurales; pareciera que  como ellos en su momento no pudieron desarrollar el campo,  tampoco permiten que otros esfuerzos se canalicen en ese sentido.

Así vemos que  MORENA, que se dice un partido progresista pero que está llenó de ex  priístas, como la campechana, Layda Sansores, que abandonó el PRI porque no le dieron la candidatura, se opone de manera sistemática  a todo, incluyendo a planes agrícolas  impulsados por la administración actual que pueden significar para los productores del campo  más empleo, más ingresos y mejores niveles de vida.

En Campeche la senadora, Layda Sansores, hija del más torvo  ex gobernador de que se tenga memoria en la entidad, Carlos Sansores Pérez, se opone, sin argumento alguno, más que con lecturas viejas y de otras partes del mundo, al plan del impulso del cultivo de la palma de aceite. Para ella y sus secuaces este cultivo devastará la selva, lastimará a especies  animales y vegetales de la zona y  perjudica el medio ambiente, a la vez que  el cultivo requiere de  mucha agua. Todas sus aseveraciones son falsas, sin sustento técnico alguno, fuera de lugar y tiempo.

Para el colombiano, especialista en cultivo de palma de aceite, el ingeniero Juan Carlos Perdomo, el cultivo de palma de aceite es uno de los cultivos más nobles y generosos, las críticas no tienen sustento. De la amplia explicación que nos brindó podemos deducir que:

Es obvio que los señalamientos de  los morenistas  en contra de la palma de aceite son tomados con base a lo que sucedió en otras naciones, donde influyeron en las malas condiciones del cultivo, el tipo de suelo;  el hecho de que fueran islas los terrenos donde se cultivaron y que se arrasara con toda la vegetación para dar paso a estos cultivo, y que por ende causara daños a algunas especies como el orangután.

En Campeche las condiciones son totalmente diferentes, no hay similitud alguna, no caben las comparaciones y menos las descalificaciones.

Se persigue que el aceite que se venda sea certificado, que provenga de cultivos que no dañen la tierra.

Tampoco se afectarán las especies vegetales locales con el cultivo, pues si bien la palma africana no es nativa, hay que destacar que si es familiar de especies locales, la palma americana, que en estos momentos se están utilizando para hacer cruces entre estas dos especies porque la palma local es menos susceptible de contraer enfermedades como la pudrición de cogollo; tampoco es una planta carnívora que venga a colonizar, también se le acusa a la palma de tener un sistema radical que desertifica la tierra, y eso es falso, el sistema radicular de las palmas es orgánico, es carbono, es nitrógeno , es todo eso, por lo que al momento de radicar un cultivo ya que todo es material vegetal, todo  vuelve a integrarse al suelo.

Tampoco daña al suelo como  señalan; el ecosistema  de la palma de aceite se mantiene cubierto y se van incorporando todos los residuos de las cosechas, nunca queda el piso desnudo, como sucede en cultivos donde cada seis meses se quita la cobertura para volver a preparar la tierra para otro cultivo, lo que hace que la tierra, aquí sí, sea susceptible de ser erosionada, pero con el cultivo de la palma  no ocurre eso.

Los suelos donde se cultiva la palma  y que presentan  agrietamientos  no es por el cultivo en sí, sino por las características del suelo, un suelo expansivo como la arcilla, también dejó en claro que es mentira que el cultivo de palma deje sin nutrientes a la tierra.  Obviamente explicó el especialista que cualquier cultivo  que se desarrolle, arroz, sorgo, fríjol, al cosechar ocupa nutrientes, como potasio, fosforo y nitrógeno, pero está comprobado que requiere más nutrientes producir una tonelada de soya que una tonelada de palma de aceite.

En cuanto a los daños a las especies animales se explica que lo que sucedió en Asia, específicamente en Malasia y  en Indonesia, fue que por problemas sociales, movimientos armados se entregó a los grupos en conflicto tierras para apaciguarlos, y como eran islotes y no terrenos continentales,  y la única forma que tuvieron para desarrollar sus cultivos fue arrasar con la selva, pero no es el caso de Campeche. Aquí no se arrasará selva, aquí  los cultivos se asentarán en terrenos  que eran pastizales. Aquí no habrá impactos ni en especies animales ni vegetales.

Se ha devastado más la selva para hacer pastizales, se habla de un millón 500 mil hectáreas, en la península de Yucatán, y en Campeche específicamente   400 mil hectáreas,  se ha devastado más hectáreas  haciendo carreteras que cultivando Palma de Aceite.

Además los beneficios económicos de este cultivo son enormes, el aceite tiene mucho mercado, actualmente importamos el 80 por ciento de lo que consumimos estamos comprando al extranjero, estamos generando empleos en otras naciones, si lo producimos  generamos el empleo  en nuestro territorio.  Se estima que se requiere de una persona por cada ocho hectáreas de palma, además de los empleos colaterales que se generan. Los que acarrean la fruta, la gente de los comedores, entre otros.

Además es un cultivo muy rentable, más o menos cada hectárea, bien trabajada  puede generar 20 toneladas, que tienen un costo de  1500 a 1600 pesos, es decir unos 30 mil pesos  en promedio, y producir una hectárea  tiene un costo de 15 mil pesos.

Otra ventaja de este  cultivo es que gasta  menos agua que otros cultivos, que capta 120 toneladas de CO2 por hectárea, cinco o seis veces más que otras plantaciones, es decir ayuda a limpiar el ambiente. Por si fuera poco es un aceite muy saludable el que se produce, más sano que la soya, y que cualquier semilla seca, no tiene colesterol.

El cultivo de la palma de aceite  es un cultivo seguro, sano, pero  dependerá del paquete tecnológico que se le aplique, del riego, del drenaje, de los fertilizantes que se le apliquen, que todos deben ser nutrientes naturales, que están en el ambiente, para balancear los nutrientes que debe haber en la tierra

Y por supuesto que el cultivo de palma de aceite no dañara a los orangutanes, ni a ningún animal, como dicen  los seudo ecologistas que  acompañan a la Senadora en sus mini mítines para desacreditar y frenar los esfuerzos que se hacen en la entidad para superar una difícil situación económica, que en parte se agudizó por la crisis petrolera pero que en gran medida se presentó por el pésimo manejo financiero que  realizará del presupuesto el ex gobernador,  y cómplice de Layda, hoy premiado con una embajada en el Paraguay.

Habría que reconocer el esfuerzo de Alejandro Moreno, pues  no existe, ni  existió un programa agrícola que beneficie dando empleo  a 15 mil familias rurales, como sucederá con  las 120 mil hectáreas del cultivo de palma de aceite que se impulsan, además de otros proyectos  para el campo como la miel, borregos,  maíz, ganadería y otros cultivos. Sin duda que el campo está atendido, a pesar de la estrechez económica, como nunca en su historia.