lunes , 10 diciembre 2018
Inicio | Noticias | Juez favorece a Monsanto aseguran pueblos mayas

Juez favorece a Monsanto aseguran pueblos mayas



Comunidades mayas marcaron al Segundo Juzgado de Distrito como sucursal de Monsanto, en protesta luego de que el Juez Segundo de Distrito de Campeche, Adrián Fernando Novelo Pérez, a quien acusan de ceder a la presión de la transnacional e ignorara los derechos de los pueblos mayas al permitir que la consulta solo se realice en seis comunidades de las treinta y cuatro que se tenía contemplado.

El acuerdo del juez establece que la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (CIBIOGEM) y la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) deben consultar únicamente a seis de 34 comunidades: SucTuc, Xmaben, Cancabchén, Pakchén, Ich-Ek y Bolonchén de Rejón.

Los pobladores manifestaron que el acuerdo del juez va en contra de todo el trabajo de un año y medio de las comunidades mayas de Hopelchén que están siendo consultadas sobre la liberación comercial de la soya transgénica de Monsanto y de los acuerdos de las comunidades de ir juntas en el proceso además de ejercer presión indebida sobre las comunidades promoviendo división interna.

De igual forma comentaron que ninguno de los acuerdos anteriores del juez que obligan a la CIBIOGEM y la CDI a cumplir con los principios de buena fé y libertad se cumplieron por estas autoridades en ningún momento, exhibiendo de esta manera la influencia de Monsanto sobre las decisiones judiciales y la discriminación que sufren los pueblos mayas.

Cabe recalcar que en las semanas y los meses anteriores, los miembros de las comunidades le habían solicitado al juez en diversas ocasiones obligar a la CIBIOGEM y la CDI a continuar la consulta reconociendo a sus autoridades y representantes, y que obligara al SENASICA a impedir la siembra de soya transgénica en la zona, ya que el permiso para ello está suspendido por orden de la Suprema Corte de Justicia de la Nación pero que presuntamente el juez decidió ignorar.

Sin embargo, cuando Monsanto le pidió que dividiera la consulta, lo acató sin tomar en consideración toda la evidencia que consta en los expedientes sobre la voluntad de los pueblos mayas de Hopelchén ignorando los derechos colectivos de las comunidades de este municipio, actuando con criterios regresivos en perjuicio de sus derechos humanos.

En este sentido los afectados comentan que el poder federal promueve desigualdad y discriminación y denota un alarmante favorecimiento hacia los intereses de grandes empresas en detrimento de los más desaventajados de este país, “Es lamentable el acuerdo del juez que obedece a una solicitud de Monsanto para proteger sus derechos como empresa y tercero interesado, soslayando el trabajo de un año y medio de acuerdos entre la CIBIOGEM, la CDI y las más de 34 comunidades mayas del municipio de Hopelchén y el derecho a la libre determinación de los pueblos de este municipio, el derecho de más de 20,000 personas”.