jueves , 14 diciembre 2017
Inicio | Noticias | De Ingeniero a General: Magaña

De Ingeniero a General: Magaña

image (2)Reza un refrán popular “la lealtad se devuelve”, y hoy toca a Alejandro Moreno Cárdenas devolver esa lealtad a sus generales, a los que se la jugaron en el campo de batalla, a los que creyeron en ese proyecto desde el inicio y enfrentaron a la fuerza del Estado que los provocaba y amenazaba incluso, en algunos casos, hasta con despedirlos de su empleo por no estar en la línea oficial.

Son precisamente esos generales que permanecen en sus municipios y comunidades los que esperan que su lealtad sea pagada, porque reconocida ya es, porque su trabajo rindió fruto para llevar a Moreno Cárdenas a ser el precandidato de unidad del Partido Revolucionario Institucional.

Los generales hoy esperan, saben que cuentan con el respaldo de la gente para ocupar posiciones, para tomar la plaza en el momento en el que el jefe máximo de este grupo de la señal.

Dice una máxima “Quien no conoce su historia está condenado a repetirla”, y hoy, Moreno Cárdenas podría enfrentar el riesgo de cometer el mismo error de Francisco I. Madero, quien al término de la lucha armada licenció a su ejército, incluidos sus generales, más tarde fue traicionado primero y fusilado después.

Por eso es necesario apuntalar a sus generales como Juan Manuel Magaña Benitez, el “Ingeniero Magaña”, del municipio de Escárcega, el que cumplió con honestidad, amistad y lealtad, pero sobre todo con resultados, el que se perfila sin duda como su mejor carta para ser el candidato del PRI a la alcaldía de esa ciudad.

Magaña se enfrentó al sistema y estuvo muy por encima del trabajo que realizó el mismo alcalde porque quien sirve a dos amos con uno queda mal. El Inge magaña se mantiene a la espera, pero en una espera activa, trabajando por la candidatura de Unidad de Moreno Cárdenas para llegar con éxito a la meta final.

Pero Magaña no está sólo, porque en esta misma carrera encontramos a Atilano Mosqueda, activo importante para el precandidato y el mismo PRI escarceguence, pero precisamente por eso hay que cuidarlo, no arriesgarlo sobre todo por los ocho días en coma que pasó después de sufrir un lamentable accidente.

Sería casi criminal enviarlo a tres meses de altísimo estrés, quienes le soplan al oído y lo alientan, seguramente sólo ven sus intereses sin importar el daño que Atilano pudiese sufrir.

Ya veremos si Alejandro Moreno fortalece y se queda con sus generales o los licencia como Madero, ¡Sí¡ a ese que lo fusilaron después de una traición.