lunes , 22 octubre 2018
Inicio | Francisco Javier Vázquez Burgos | La otra opinión, Francisco Javier Vázquez Burgos

La otra opinión, Francisco Javier Vázquez Burgos

Francisco Vazquez Burgos

Alcaldes excéntricos

 La fuerte ola de calor debe estar afectando el cerebro de varios alcaldes de los municipios de  Campeche, de  otra forma no podríamos entender la forma locuaz y descarada como  se conducen.

Por ejemplo, el alcalde de Carmen, Pablo Gutiérrez Lazarus, en vez de instrumentar medidas económicas para paliar la crisis económica que resiente el municipio con la caída de la actividad petrolea que no solamente ha generado la salida de empresas y el despido de trabajadores sino que también ha afectado a empresas de servicios hoteleros y gastronómicos,  otorga  los pocos contratos de obra del municipio  a empresas foráneas.

Además se opone a que funcione en la Isla del Carmen el sistema de Mando Único Policial, pese a que  no pasa un día en que no se registre un asalto, un crimen o una extorsión.

Todos pensaban que era inexplicable la negativa del alcalde para sumarse al sistema de  mando único policial, pero en pocos días salieron a relucir los verdaderos motivos que  explican  la postura de este presidente excéntrico, por decir lo menos.

Resulta que, por recomendaciones de un alto funcionario de seguridad nacional, el alcalde colocó a Guillermo Zayas como jefe de la policía municipal,  quien está sujeto a proceso legal por su involucramiento en el caso del News Divine, antro  donde murieron varias personas,  pero al renunciar para continuar  con la defensa de su proceso dejó como encargado a varios de sus elementos que se trajo consigo del DF, a quienes visita constantemente,  -pareciera que los sigue asesorando-, mismos sujetos  que en días pasados fueron  sorprendidos robando unidades del corralón que posteriormente eran vendidas. Ya hay detenidos y una investigación por ello. Pero aun así Pablito no quiere al mando único policial; ¿quién sabe qué acuerdos tiene con la mafia de la Isla este alcalde?

El de Palizada,  Pedro Ayala, está dedicado a hacer negocios; ese  contrata asesorías para todo y por todo, con unos precios  que hacen sospechar que hay negocios turbios; a diario  se le publican nuevos facturas de servicios y asesorías que son para reírse.

Servicio de tacos al pastor para cien personas por 169 mil pesos, limpieza de climas 89 mil pesos, servicios eléctricos, de plomería y de instalaciones de gas, por 161 mil pesos, dicen que hay tinacos de 26 mil pesos en sus facturas, aunque esas no las hemos visto.

También pagó 50 mil pesos  para la instalación del Comité de Planeación,  150 mil pesos por unos cursos de participación ciudadana y elaboración del Plan Municipal de Desarrollo y para la elaboración de un manual de identidad e imagen corporativa pagó 98 mil pesos. Éste último dicen que lo contrató con una empresa ligada al ex candidato a la gubernatura del PAN en Campeche, un hombre inmensamente rico, cuya fortuna sería bueno conocer de donde proviene.

El de Champotón,  de filiación tricolor no canta mal las rancheras. Lo acusan de comprar a los regidores de oposición, a unos con lana directa y a otros mediante  el otorgamiento de obras, también lo señalan de tener en nómina entre 15 y 17 amigos y familiares, y lo último fue que se filtró una conversación  en la red donde unos tipos comentan que necesitan “dulces” para la campaña del candidato del PRI de Isla Mujeres, y uno de ellos dice que eso lo resolverá Champotón. Cabe señalar que existe  una relación entre el papá del alcalde de Champotón con un cacique de Cozumel del PRI, son consuegros, y que esa palabra dulces se refiere a dinero, que  suponemos no será de la bolsa de los caciques champotoneros sino del erario municipal. Hay que destacar que   la gente  de este municipio se queja de la mala calidad de todos los servicios municipales;  no hay agua, no hay alumbrado, entre otras deficiencias.

El de Candelaria,  dicen los ciudadanos que sólo realiza dos tipos de obras: calles y caminos cosecheros. Una empresa, la que hace calles, está vinculada a él, y la que se ocupa de los caminos cosecheros está ligada al  hermano del alcalde. Pero hay más, el director de Cultura de Candelaria lo que realiza son concursos para ver qué muchacho se acaba primero una cerveza (caguama) Parecería  menor el problema, pero hay que contextualizarlo, este municipio está señalado como la cuna de narcotráfico, es paso del veneno que viene de Centroamérica y ha habido mucho alcohol y droga en las juventudes.

El alcalde de Hecelchakán es otro que tiene problemas, al grado que ayer 500 campesinos enojados tomaron el palacio. Y es que el alcalde tomó la determinación de no otorgar los programas de apoyo al campo a los ejidatarios que adeuden el pago del predial. Otra vez hay que contextualizar, esta es una zona maya, donde la pobreza está a simple vista. No hay trabajo, todo gira alrededor de la milpa que se realiza con técnicas tradicionales.

El abuso, la prepotencia, la desconsideración, el cinismo, el saqueo y hasta la estupidez  son características que acompañan a estos alcaldes.  Ojalá que esta ineficiencia y corrupción que ya tiene molestos a los pobladores no desemboque en más  protestas como la de Hecelchakán.